Corrección

“Tonto el que presta un libro, más tonto el que lo devuelve”, versa el dicho. Tonto el que no lee y punto. Si alguien te presta un libro, léelo y luego devuélvelo. No seas ratero… ¡Y entrégalo en buen estado! ¡Las cosas ajenas se cuidan!

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s