Qué leer según Vero

Se volvió moda que los conocidos recomiendan libros. Yo, una desconocida, también recomendaré libros.

Primero lo primero: Harry Potter. Por ningún motivo en particular, solo que es de los libros que más he leído en mi vida. Me identifico totalmente con Ron Weasley. Siempre pensé que el debía estar en Hufflepuff y que yo debía poder hacer magia, porque era lo correcto.

Pasando a otros autores, Carlos Ruiz Zafón me hizo desvelarme por varias noches con todas y cada una de sus novelas. Siempre ocurrían hechos extraños a jóvenes que vivían antes, durante o después de la Guerra Civil Española. Mi favorito es la saga de los libros olvidados. Es mi alma de quinceañera la que me hace volver a esos libros.

Historias de Cronopios y Famas hace que uno vea la vida de otra manera. ¿Soy más Cronopio o más Fama? Quizás soy más Esperanza. Dan ganas de ser como un Cronopio y ver la vida de forma inocente, con ojos de niño de nuevo.

Robar como un artista de Austin Mcleod. Da una idea de como inspirarse de artistas, pero sin copiarles. Lo compara con la genética: todos son una mezcla de madres y padres, y ellos a su vez de lo mismo, pero nadie es “puro”.

“Mi*rda que dice mi padre”. Un hijo relata desde su cuenta de Twitter las cosas que dice su padre. Luego reúne algunas otras historias. Es de lo más gracioso.

Huevos verdes y jamón. Es un libro que se escribió y que tiene un récord: el libro con la menor cantidad de palabras distintas, solo 246.

Especies de espacios de George Perec. Hace que uno vea espacios de otra manera. Desde la cama, la pieza, la casa, el barrio hasta el universo. De cada tema tiene un análisis particular. Es divertido leerlo y tratar de hacer un ejercicio similar en el espacio en que uno se encuentra.

¿Nunca has leído nada de Dostoiewski? ¿Te da lata porque es eterno? Lee novela en 9 cartas. Intrigante, lleno de suspenso y drama, en solo 9 cartas.

En el colegio me hicieron leer “Historia del siglo XX” de Erich Hobsbawm y hacer fichitas, fue horrible. Odiaba a mi profe por hacernos eso.  Al principio es fome y enredado, pero después se enfoca en cosas puntuales. No digamos que es la novela para leer antes de dormir, pero cada vez que voy a una charla, clase o lo que sea, lo oigo nombrar. Mis compañeras de colegio dicen lo mismo, y estudiamos distintas cosas, pero siempre aparece.

No soy experta, pero si se quiere hacer un barrido de arte express, pero completo y con fotos, Historia del arte de Gombrich.

Si es copuchento y le gusta la historia de Chile, Una loca historia de Chile de Hernán Millas. Un “copuchentuario” de Chile.

Además, es bueno leer un premio Nobel del país de uno. En Chile hay dos: Neruda y Mistral. Yo prefiero Mistral (…blanca y sin hielo).

Al final, hay que leer lo que uno quiere y punto.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s