Hijo pródigo

Un hombre tenía dos hijos. El mayor se quedó con él y el menor pidió un buen montón de plata y se mandó cambiar. Cuando se lo hubo carreteado todo, volvió pobre, triste y mal oliente. El papá estaba tan feliz que le hizo una fiesta. Hijos menores malcriados desde tiempos inmemoriales. No culpemos a los iPads por errores humanos.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s