Mi lado V

A veces creo que no soy una chica regular, que no tenga la típica mentalidad de mina y que a veces pienso más como hombre. Eso hasta que tomo el teléfono y abro Whatsapp. “¿Le escribo? mejor no, porque si no me ha escrito es porque tampoco quiere que le escriba. ¿Pero qué pasa si en verdad no podía escribir y estaba esperando a que yo escribiera primero. Pero que pasa si le mando un mensaje y lo interrumpo y se enoja y luego se queda con un sentimiento negativo asociado a mi nombre y luego decide que no quiere saber más de mí?  ¿y qué pasa si me quedo esperando que me escriba y luego no me escribe y en verdad si me escribió, pero el mensaje no me llegó y estaba esperando una respuesta y yo no la mandé y ahora cree que no me importa, pero si me importa y se busca otra y yo me quedo aquí vistiendo santos? ¿Y qué pasa si escribo y justo en ese momento lo tienen de rehén espías rusos y no puede hablar y soy la única que lo puede ayudar rastreando su mensajito de Whatsapp a través de tecnología de punta que podría conseguir metiéndome de infiltrada en una academia de policías ninjas? ¿Y si le escribo y justo está en una misión secreta para salvar al presidente y yo interrumpo, se desconcentra, pierde el equilibrio y se cae de un edificio y muere?… ahora no sé que hacer ¿le escribo o no?”. Típico.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s