Carrera Docente

Trabajo Universitario

Sistema de evaluación de Carrera Docente

¡Profesores! En sus marcas, listos…

Suena el disparo, pero los competidores salen a distintos tiempos. Es como una de esas maratones multitudinarias, donde hay tanta gente, que muchos quedan muy por detrás. Algunos corren más rápido y con ganas. Tienen mejor preparación. Ellos siempre ganan. Los otros, deben contentarse con participar, al final, no están listos para esta carrera.

____

Un profesor, gana entre 400 y 600 mil pesos. Trabaja 45 horas en un colegio y otras tantas cuando llega a su casa. Planifica, organiza, recorta papelitos, escucha a sus alumnos, vigila los almuerzos, a tiende apoderados, hace pruebas especiales para los alumnos con alguna característica particular,

Son once los puntos principales de la reforma educacional llamada Carrera Docente. Estos son cinco niveles de carrera docente. Existirán cinco niveles de experticia y en relación a ellos, el sueldo que ganará el profesional. Existirán mentores que acompañen al egresado en su primer año laboral. Un aumento de sueldo, que además es incrementable con los años. Aumentar las horas no lectivas, o sea, las horas en que el profesor no está frente a un curso y prepara sus clases. Se les exigirá más a los alumnos de pedagogía y a las universidades que enseñen el programa. La prueba inicia, que se realiza al final de la carrera, ahora se realizará en la mitad. Contempla a los profesores del sector municipal y del subvencionado, además de parvulario. Solo profesores podrán enseñar. Ya no se aceptarán licenciados certificados. Por último, una evaluación docente.

Esta evaluación se propone en dos tandas: una prueba escrita y un portafolio. Esto es entrenar y mostrar un proyecto que calcule qué tan rápido correrá el docente, como dará la curva en la pista atlética, la marca de sus zapatillas y sus horas de entrenamiento. El portafolio es semejante a la planificación anual o semestral que hace cada docente y envía al ministerio. Cada docente puede hacer un portafolio con lo que hace o con lo que quieren ver. Eso recae en el criterio de cada uno. Lo que proponen los profesores es entrenar y correr, que en la meta se le den medallas según su rendimiento, pero que se le vea en el hecho in situ. Luego se le puede preguntar los factores secundarios que influyeron. Esto se hace con un visitador en las aulas. Alguien que llegue sin aviso y que evalúe el control sobre los alumnos, el orden o técnicas didácticas. Que no solo se evalúen conocimientos adquiridos, también que se evalúe aptitudes sociales o logros de los alumnos durante el semestre.

Quiénes pueden correr

En Chile existen 49 planteles que imparten pedagogía en varias formas. Existen 771 programas para estudiar pedagogía en el país. Sólo la Universidad Católica tiene más de 20 programas para ofrecer. Según la Ley 20.129, todas las carreras de medicina y pedagogía tienen que estar acreditadas obligatoriamente. Pero hay institutos como el Chileno Británico, la universidad SEK, Pedro de Valdivia y UCINF que imparte esta última, sin acreditación.

Instituciones como la Universidad de Chile o la Católica, exige un puntaje de PSU mínimo para entrar de 650 puntos. A esto hay que agregarle la competencia que exija, que hace que el puntaje mínimo de ingreso se eleve a 700 en algunos casos. Esto equivale a decir, que se necesita una nota de 5,8 para entrar. Otros planteles, como la Universidad de Atacama, exigen un mínimo de 470 puntos. Es equivalente a decir, que para entrar, se necesita un 3,8 y esta carrera está acreditada. No pasaría la prueba del doping

Habiendo dado la PSU, viene el segundo reto. Aquellos que sacaron sobre 600 puntos en la PSU, estudian gratis pedagogía. Universidades como la San Sebastián o la Andrés Bello, ofrecen una segunda beca. Aquellos que hayan alcanzado los 600 puntos, estudian gratis y se les asigna un bono. En la medida que el puntaje sube, también sube el monto. Si un chiquillo tiene sobre 700 puntos, no solo estudia gratis, además recibe 100 mil pesos mensuales. Esta sería la elección del equipo donde el chico quiere correr.

Ojo, que siempre hay seleccionados y amateurs. Solo reciben la beca, aquellos que entran a una universidad acreditada y que dicho plantel cumpla con ciertos requisitos, como por ejemplo, que esté acreditada la carrera de pedagogía.

Entrena, elonga, hace precalentamiento dando un par de vueltas a la cancha. Logra estudiar, sacarse buenas notas y cumplir con las exigencias de su universidad y al egresar, debe dar la Prueba Inicia, que medirá si es apto para ejercer su profesión o no. El año 2012, un 56% no obtuvo un puntaje suficiente para ejercer como profesor de enseñanza básica. En enseñanza media se evalúa de forma distinta porque deben especializarse en un área. Los porcentajes de insuficiencia fluctúan entre un 39% y 76%. Solo un 11% del total de los evaluados, obtuvo sobresaliente. De la universidad de Chile solo participaron 5 egresados de 72 y de la Universidad Finis Terrae 9 de 38. Como esta medición es optativa, solo un instituto logro un 100% de participación y fue el Instituto Wilhelm von Humboldt.

Expertos reconocen que esta es la base del problema: cómo se enseña pedagogía en las universidades de Chile.

El camino alternativo es sacar una licenciatura y luego pedir un certificado al ministerio de educación (con apoyo de un colegio) que acredite que el licenciado es apto para educar. No es pedagogo, pero enseña.

La cancha

Hay cerca de 12.200 colegios en Chile. De esos, 5.820 son municipales. Y 5.536 son particulares subvencionados. Estos doce mil colegios reciben a tres millones y medio de alumnos. Algunos no tienen mayores problemas, otros deben estudiar en condiciones extremas como en medio de balaceras como es la realidad de la población Parinacota en la comuna de Quilicura, tener una mayoría extranjera y sin visa como ocurre en Antofagasta, chicos que no comprenden el castellano como ocurre en colegios de la Araucanía, colegios con mayoría de hijos de delincuentes, aislados geográficamente, sobrepoblados, con mayoría de chicos de educación diferencial. Cada una de esas realidades es diferente y hace que la aplicación de una técnica pedagógica se vea obsoleta en ciertos casos o que  sea fundamental en otras. A todos se les medirá con una prueba de conocimientos y con un portafolio que deben llenar con la planificación que hacen para sus clases.

En este momento, el aporte fiscal para cada colegio, está regulado por cada municipio. Se entrega un total y cada alcalde decide con su equipo cuanto destinarán a qué áreas. Municipalidades con mayores ingresos, pueden aportar más y tener instituciones de calidad. Además, se recibe subvención por la cantidad de matrículas de un colegio más la cantidad de asistencias. Esto definirá la calidad o precariedad de un establecimiento educacional.

Cada universidad tiene su propio método de enseñar la carrera de pedagogía dependiendo de su misión y visión. Esto afecta directamente a la malla curricular con la que egresan los docentes. No existe una malla curricular obligatoria fija, sino que un centenar de programas diferentes.

Las vallas

Para Natalia Uribe, profesora del Colegio Sagrados Corazones de San Bernardo, esta evaluación solo perjudicaría más la labor de los docentes. Actualmente, la mayoría de los docentes funciona con un sistema de 80/20: 80 horas de clases versus 20 de planificación, corrección de pruebas, atención a apoderados hablar con los alumnos con problemas, preparar material, entre varias otras actividades. Ella trabaja 36 horas a la semana frente a un curso, y le queda una hora diaria para todo lo demás. “No tengo horario, trabajo de lunes a domingo. Llego a mi casa a corregir pruebas, a planificar, a hacer material. No creo que exista un profesor que salga del colegio y que no tenga nada que hacer en su casa”.

Una evaluación mide parámetros universales de conocimiento y manejo de un curso, pero se olvida de una situación que viven a diario los profesores, que es la de apoyar alumnos en situaciones complejas. “Si tengo una chica en mi clase, que ha sido violada, que no puede pararse frente a la clase porque se pone a llorar cuando los otros niños la miran, tengo que parar la clase para hablar con ella. En el libro queda “no pudo completar el programa. ¿Cómo se evalúa eso? Si logro que ella misma pueda disertar un tema, aunque no esté perfecto ¿Cómo se evalúa ese avance?”. Ella afirma no estar en contra a la Carrera Docente, que propone cambios interesantes y buenos, pero no le parece bien que la evaluación sea tan general y punitiva.

Gloria hidalgo, docente del Liceo Lastarrias concuerda con Natalia. “nadie esá evaluando valores. Nosotros enseñamos contenido y formamos personas”. Sobre este punto no ha habido una conversación.

“Que nos evalúen, sí, pero no que me quiten el título sin una opción alternativa” pide Natalia. Ella va a la base. Un joven de cuarto medio se gradúa. Saca un puntaje razonable y tiene que elegir entre una universidad estatal reconocida o una donde le darán dinero mensualmente. Si su situación es complicada, elegirá la segunda. La universidad está acreditada, pero los niveles de la prueba Inicia tiene resultados malos. Termina con buenas notas, pero su plantel no enseña lo necesario para que sea docente. Debe empezar de cero. Aquellos que no lograron los 600 puntos, deben pagar esa primera carrera.

Doping

La evaluación a los docentes tampoco es algo nuevo. Entregar portafolios, que alguien visite las clases, todo siempre ha sido parte del trabajo de los profesores. La universidad Diego Portales, los días sábados, cursa un taller para hacer portafolios. De la misma manera, hay gente que los puede comprar. “Los venden en Mercado Libre. Cuestan entre 100 y 200 mil pesos”. Quizás no sea la mayoría de los docentes quienes caen en malas prácticas, pero según docentes, no es raro ver que quienes tienen mal rendimiento durante el año, se esfuerzan más cuando les toca visita o para preparar sus portafolios y salen bien evaluados.

La evaluación consta de tres partes: una visita de un evaluador, que revisará el manejo del docente en el aula, revisión de un portafolio que entregará el docente y que servirá para evaluar la calidad del material que prepara para sus clases y por último una prueba donde se medirán conocimientos específicos de la materia que enseña y metodología.

Para el diputado Jaime Bellolio,  quien es miembro de la comisión de educación de la Cámara de Diputados, la cosa no es así. Para él, el puntaje de PSU de un docente, es directamente proporcional (si es que no equivalente) a su rendimiento en evaluaciones posteriormente. Hasta los 500 puntos de PSU, los resultados entre su puntaje en la prueba y su portafolio están fuertemente ligados. Eso por esto que se confía que estas herramientas de medición tienen un rango de confiabilidad alto.

Según el parlamentario UDI, el margen de error que existe es mínimo. Al igual que la preparación de una clase o de un portafolio. Dice que existe una alta correlación entre esta preparación de un profesor para una clase y como prepara sus clases aún cuando sepa de antemano de la visita.

Cuando sabes que te van a ir a ver hacer clases, te preparas, le pides ayuda a tus compañeros, todos te ayudan a recortar papelitos y cosas y te mandas una clase fantástica, pero es una. Lo mismo pasa con la prueba. Una cosa es lo que harías y otra cosa es lo que haces”

Existe otro punto, que es la autoevaluación del docente. Aquí es donde todos concuerdan en que no existe el profesor que se ponga una mala nota. Parece evidente. Si peligra el título, el trabajo o un aumento de sueldo, entonces todos los puntos suman.

La pista perfecta

Los profesores están divididos. Hay un grupo que no acepta nada de la carrera docente. Otros que aceptan partes. Otros que aceptan ser evaluados, pero no de la forma propuesta y otros que simplemente rechazan la evaluación.

Todos tienen una idea de cómo podría mejorarse la educación y comentan de los arreglos que le harían al actual proyecto.

Para Gloria, la carrera docente no puede ser un concepto tan individualista, debe ser integrador, que fomente el trabajo en equipo. Natalia cree que se debe evaluar e forma diferenciada y no solo el contenido que maneja, si no el progreso de cada alumno, ayudarlos a enfrentarse al mundo, cuando los está formando y ellos reciben esa enseñanza. Para Javier Inzunza, debiera existir una persona evaluadora permanente en cada colegio, una persona externa que lleve un registro del avance de cada profesor. Para Jaime Bellolio, faltan años para lograr tener una calidad al estilo europeo, pero este proyecto, es el primero de calidad que palntea este gobierno. El cree en implantar tecnología que ahorre la burocracia diaria del sistema escolar, como por ejemplo, marcar en la entrada la asistencia con una tarjeta y con eso cada profesor se ahorra 20 minutos perdidos de pasar lista.

Todos concuerdan que el cambio debe hacerse y que solo así lograrán un cambio en la calidad de la educación. Todos también tienen asumido que no alcanzarán a ver mucho, que estos procesos duran décadas.

El premio

El Ministerio de Educación está apostando todo a la nueva escala de salarios de los profesores. En la medida que el profesor va adquiriendo experiencia y va ganando más.

Existirán cinco niveles salariales. Estos son: inicial, temprano, preparado, avanzado y experto. Se añadirán bonificaciones por asignatura.

En el tramo inicial se pagarán 299 mil pesos. Luego, en la etapa temprana ganaría 330 mil pesos. En el tramo avanzado aumentaría su renta a 511 mil pesos. En el tramo superior llegaría a 729 mil pesos y al llegar a un nivel experto, el docente ganaría 1 millón 200. Estos montos son solo aplicables para los profesores que tienen una jornada laboral de 44 horas. La mayoría trabaja 30 horas semanales.

Esto como sueldo base. Se le agregarían bonificaciones según la asignatura enseñada, años de trabajo y las horas trabajadas.

Se eliminaría el bono de jubilación. Se cree que como el profesor, al final de su carrera, estará ganando tan bien, que ya no necesitará esta bonificación.

carrera2bprofesional

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s